644 002 084 [email protected]

Algunas piscinas de comunidades de vecinos van a permanecer cerradas este verano ante la aparición de la covid19. Las comunidades de propietarios han visto problemas en cuanto a la gestión y el control del aforo para minimizar los riesgos de contagio. Además, hay una nueva normativa que obliga a la constante desinfección de las zonas de uso común y también a mantener la distancia de seguridad en el interior de las instalaciones comunitarias.

Ante este panorama, muchos vecinos han decidido buscar una solución para combatir el calor de otra manera, sin tener que perderse un buen y refrescante chapuzón. Es por eso que este año hemos asistido a la instalación de cientos de pequeñas piscinas en terrazas y patios de uso privado en muchos edificios de nuestro país. Sin embargo, hay muchas cuestiones que se preguntan los usuarios, como por ejemplo qué seguridad hay en ello y qué dice la legislación al respecto.

A raíz de un post que publicamos, hemos recibido algunas preguntas al respecto, por lo que queremos aclarar mediante este artículo todas las dudas que podamos para vuestra tranquilidad, además de hablaros de otra posibilidad que tal vez no habéis barajado en vuestra comunidad de propietarios o con vuestro administrador de fincas.

Piscinas en las comunidades de vecinos: uso privado y seguridad

Seguridad en piscina en casa

Las piscinas en las comunidades de vecinos de carácter privado han generado una moda que puede resultar peligrosa o poco segura si no se tienen algunos aspectos muy en cuenta. Cuando compramos una piscina portátil o hinchable, por norma general, veremos en las recomendaciones de uso cuál es la capacidad de la piscina en litros, pero sin embargo no hay información disponible sobre la capacidad de peso, la estructura del suelo, ni ninguna recomendación al respecto. Algunos usuarios deciden consultar con el vendedor, quien puede que le dé una opinión o recomendación. Pero lo cierto es que ese vendedor puede estar actuando con muy buena intención, pero en ningún caso está cualificado para determinar si el suelo de nuestra terraza o patio aguantará el peso de la piscina una vez que esté llena.

La mejor opción, es consultar con un profesional. Un arquitecto o un aparejador debe acudir a nuestra viviendo para determinar qué peso podría soportar, y de cuántos litros debe ser nuestra piscina en el caso de que podamos ponerla. Este experto nos dirá en qué punto exacto colocar la piscina si procede, y así mismo puede consultar la memoria de estructura de la vivienda para saber que peso soporta la estructura del forjado. Esta memoria suele estar a disposición de los vecinos por parte de la constructora.

Como una orientación, la media que soporta dicha estructura suele ser de unos 350kg por cada metro cuadrado. Sin embargo, nunca debemos fiarnos de esa medida, y siempre hay que consultar con un experto. De lo contrario, puede suceder un trágico accidente como ya hemos visto. No merece la pena correr el riesgo cuando hay personal cualificado para ayudarnos y orientarnos.

Piscinas privadas en las comunidades de vecinos|Peligro de ahogo

En las piscinas privadas de las comunidades de vecinos hay un riesgo que pocos usuarios suelen tener presente debido al tamaño de las mismas, y es el de ahogamiento. Antes de explicarlo, vamos a decir que es cierto que la altura de las piscinas de uso privado en terrazas no suele ser alta. Ya hemos dicho antes que el peso de media que soporta una viviendo es de 350 kilos por metro cuadrado. Teniendo en cuenta que un litro de agua pesa un kilo, una piscina que se llene hasta los 30 centímetros de altura, ya cubriría 300 kg, a lo que hay que sumarle el peso de la estructura y de la persona que se esté bañando.

El problema precisamente es que son piscinas muy pequeñas. No podemos olvidar que no se trata de un juguete, y que siempre que un menor la utilice, debe ser bajo la supervisión constante de un adulto. Al tener tan poca altura, generan una falsa sensación de seguridad en lo que se refiere al peligro o posibilidad de ahogamiento. Sin embargo, la Organización Mundial de Salud establece que se producen muchos ahogamientos en este tipo de piscinas y que en más del 70% de los casos se debe a la falta de atención por parte de un adulto. En una piscina, ese riesgo siempre está presente y no debe tomarse a la ligera.

Sobre las piscinas comunitarias: Legislación de uso privado

Legislación de piscinas de uso privado

Cuando pensamos en las piscinas de las comunidades de vecinos en el ámbito privado, la otra gran duda que asalta a los vecinos, es con respecto a la ley. ¿Qué dice la legislación acerca de montar una piscina privada en una terraza o en un patio? Pues la respuesta es muy escueta y sencilla, y no deja lugar a duda.

Nos podemos ahorrar la consulta a un abogado o gestor, ya que la legislación española no dice absolutamente nada de manera específica sobre el tema. Lo único que sí podemos encontrar es que sí que se dicta que cada metro cuadrado de forjado de una vivienda debe ser capaz de soportar un mínimo de 200kg, teniendo en cuenta la necesidad para muebles y personas. A esto se le puede tener en cuenta que los colegios de arquitectos recomiendan dejar un margen de seguridad de al menos 100 o 150kg, lo que nos daría un total de 350kg. Sin embargo, en ningún momento se habla de piscinas.

Sin embargo, no podemos eludir nuestra responsabilidad civil por dicha piscina. De esta manera, hay que tener presente que aunque la instalación de una piscina portátil no requiere ningún tipo de permiso por parte de la comunidad de vecinos, ni tampoco una licencia urbanística, sí somos totalmente responsables de cualquier daño que pueda causar al resto de vecinos. Por este motivo, en algunos casos es recomendable ampliar la cobertura de nuestro seguro de hogar.

Descubre cómo ayudamos a las piscinas en las comunidades de vecinos

Si las piscinas de vuestras comunidades de vecinos no han abierto finalmente este verano, deberíais hablarle a vuestros administradores de fincas de nuestra app para la gestión y reserva de zonas comunes. Una solución, rápida, sencilla y económica.

Pin It on Pinterest