644 002 084 [email protected]

Los inquilinos en las comunidades de propietarios cuentan con muchos de los derechos que tienen el resto de vecinos. Es cierto que al no ser propietarios no disponen de ciertos privilegios como el voto en las juntas, pero a efectos de convivencia, son uno más y tienen sus derechos como cualquier otra persona.

Cada vez son más los pisos alquilados. El alquiler se ha disparado los últimos años, y parece ser una tendencia en crecimiento. Por ello, en el futuro no será extraño que en una comunidad de propietarios encontremos más viviendas arrendadas que ocupadas por su dueño. De esta manera, se hace de vital importancia establecer y aclarar cuál es el papel del inquilino y cuáles son sus derechos, y por supuesto, también sus límites.

Muchas de las principales dudas vienen en relación al uso y disfrute de las zonas comunes, a las reparaciones de la vivienda, a la visita del arrendatario al interior de la vivienda en caso de por ejemplo quejas de otros vecinos, etc. A continuación, trataremos de dar respuesta a la mayoría de las dudas más comunes.

Derechos que tienen los inquilinos en las comunidades de propietarios

Derechos del inquilino en la comunidad de vecinos

Los inquilinos de las comunidades de propietarios tienen derecho a utilizar todas las zonas comunes de la misma manera que cualquier propietario. Es decir, que podrán disponer de la piscina, jardines, garaje, etc, con el mismo derecho y con las mismas obligaciones que todos los vecinos. Esto significa que también deberán respetar las normas comunitarias a ese respecto.

La gran excepción la encontramos en que en ningún caso podrán disfrutar de las instalaciones comunes el inquilino y el propietario de su vivienda a la vez. Es decir, si el inquilino está en la piscina, el propietario no puede hacer uso de la misma, a no ser, claro, que tuviera otra vivienda en la misma comunidad.

Otro de los derechos que tiene el inquilino es la preferencia en caso de venta el inmueble que tiene arrendado. Es decir, si el propietario decide vender la casa, el inquilino tiene preferencia en la compra frente a cualquier otro comprador. De igual manera, el inquilino tiene derecho a realizar obras en la vivienda que tiene alquilada de acuerdo con la ley, como cualquier otro vecino. La diferencia, es que en su caso necesitará contar con el permiso explícito del propietario.

Finalmente, el inquilino también tiene derecho a reclamar daños y perjuicios a la comunidad de propietarios por una obra realizada que le haya causado algún daño a él, a la vivienda o a cualquier objeto de su propiedad. Podrá llevar a cabo esta gestión sin la necesidad de contar con el dueño de la vivienda.

Muchos de estos aspectos vienen reflejados en la Ley de Propiedad Horizontal.

Derechos que no tiene el inquilinos en las comunidades de vecinos

Excepciones de derechos de los inquilinos

El inquilino no cuenta con todos los derechos propios de un propietario. Como es lógico, no puede disponer de ciertos privilegios como opinar y tener voto en decisiones que atañen a la comunidad. Dentro de estos casos, el principal es que los inquilinos no tienen derecho a acudir a las juntas de propietarios ni a votar. La excepción, claro está, es que el propietario delegue ese derecho en ellos. Pero ha de hacerlo siempre por escrito.

Un inquilino tampoco podrá ser nunca presidente de la comunidad. Este derecho queda como privilegio exclusivo de propietarios. Además, no es un cargo en el que pueda delegar el propietario.

Otra de las dudas que suelen tener las personas que alquilan una vivienda es acerca del derecho del dueño a entrar en la casa. En ningún caso puede suceder. De hecho, si el propietario entra en la casa del alquilado sin contar con permiso, podrá ser denunciado en el juzgado.

La comunidad no puede enviar notificaciones al inquilino, aunque sean de su incumbencia directamente. Dichas notificaciones deberán ser enviadas al propietario en todos los casos y sin excepción.

Finalmente, en caso de querer convocar una junta de vecinos para exponer un determinado problema, los inquilinos no tienen potestad alguna. Tendrá que ser el propietario quien lo lleve a cabo, ya que este derecho es sólo para los titulares de los inmuebles.

¿Pueden los inquilinos disfrutar de las mejoras tecnológicas?

Cuando somos inquilinos, nos preguntamos si podemos beneficiarnos de las mejoras tecnológicas de las comunidades de propietarios. La respuesta en este apartado no puede ser un sí ni un no rotundo. La realidad es que depende del servicio del que estemos hablando. Si por ejemplo se va a instalar una antena parabólica para disfrutar de la televisión por cable, será un tema del propietario. Estos asuntos se discuten en las juntas en las que los inquilinos no tienen un asiento ni derecho a voto. Por lo que será decisión del propietario. Una posibilidad sería que el inquilino estuviera dispuesto a hacerse cargo de todos los gastos de instalación y mantenimiento y llegara a un acuerdo con el propietario. Pero de cara a la comunidad, debe ser decisión del propietario.

No sucede lo mismo si hablamos de aplicaciones móviles utilizadas para gestionar zonas comunes. Si por ejemplo se utiliza una aplicación para controlar el aforo de la piscina comunitaria y gestionar las reservas, la situación es diferente. En este caso, al tratarse de algo necesario para el disfrute de una zona común, el inquilino tendría el mismo derecho a utilizarla que el resto de vecinos. Ya que de lo contrario no podría disfrutar de dichas zonas comunes, lo que constituye un derecho fundamental.

Por todo ello, referente a las mejoras tecnológicas, diremos como conclusión, que depende de cuál, el inquilino tendrá derecho directo a su disfrute, o necesitará de la intermediación del propietario de su vivienda.

El inquilino debe conocer sus derechos y obligaciones en la comunidad

Pin It on Pinterest